domingo, 28 de junio de 2009

MIEDOS


Holis amigos ¿cómo están? Por acá de maravillas como siempre. Hoy me gustaría hablar de los miedos, ¡Que tema mas interesante carajo! Además de compartirlo con ustedes, lo escribí como una especie de auto-terapia. Estoy en una de esas etapas de cambios gigantescos y positivos obviamente. Yo he sido muy miedosita desde pequeña, y con los años he ido transformando toda esa carga inútil en Amor hacia mí y hacia los demás y hoy por hoy, no le tengo miedo a casi nada, excepto a repetir viejos errores que para eso algunos, por no decir casi todos, somos como mandados a hacer. En este momento solo tengo miedo a enamorarme, siento que quiero compartir mi viaje con alguien pero que sola estoy bien en fin… ya llegara el hombre indicado o el momento justo mientras tanto ahí estoy tratando de derrocar el miedo y se que lo voy a conseguir, no hay razón para que el amor no triunfe en esta cruzada. Por eso al termino de la entrada transcribí un poema de Mario Benedetti dedicado al miedo inútil que estoy transitando. Y para todos los que como yo, hoy están sintiendo miedo a enamorarse, a ser amados y aceptados y a dar amor romántico como le digo yo.

El miedo ¿por que afecta nuestras vidas ese sentimiento tan inservible y negativo?. Cómo nos aleja de lo que deseamos, nos paraliza, nos atonta, nos transforma en ciegos, sordos y mudos. A mí se me antoja compararlo con arenas movedizas, caes, te succiona, te arrastra hasta el fondo y terminas inmóvil, imagina tu cuerpo sumergido hasta el cuello y solo divisar lo que te rodea, sin poder hacer mas que gritar o parpadear.-El miedo no te deja pensar, ni actuar, no encontraras libertad, ni bendiciones solo sentís pavor a la vida. Que bueno seria si los únicos miedos posibles provinieran de una película de terror (comiendo palomitas de maíz o saltando al cuello de tu novio de turno en el cine) o de un libro de Alfred Hitchcock, o de personajes como Dracula o Freddy… pero no, parece que no podemos con el maldito aunque estoy segura que existen muchas y variadas herramientas propias o ajenas para anularlo.

No hacer nada por miedo a cometer un error es ya un error. (Anónimo)

Algún concepto de miedo:

“Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario. El vocablo miedo procede del latín “metus” que tiene significado análogo. Miedo es el recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea, una desgracia o mal. El miedo es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta tanto en los animales como en el ser humano”.
Una vez leí por ahí que el MIEDO es un sentimiento inútil, quizá el mas inútil de todos los sentimientos que podemos albergar los seres humanos, y adhiero.
Es el sentimiento mas ramificado que conozco porque gracias a este, podemos sentir otros muy negativos para nuestra felicidad. Su único fin es bloquear, frustrar, evitar, paralizar, angustiar, acobardar etc.… a nuestro corazón.-

De lo que hay que tener miedo es del propio miedo. (Epicteto)

¿Quien no ha tenido miedo alguna vez? Obvio que la respuesta es todos los hemos tenido. Desde que nacemos , tenemos miedo e indefensión y necesitamos de nuestros padres, miedo al abandono, a la soledad, miedo al cuco o el hombre de la bolsa, miedo a ir al jardín de infantes, miedo a la escuela, a que nos reten, a no ser aceptados por los nuevos amiguitos, a perdernos en el parque o en el zoo, a caernos del sube y baja o del tobogán, a la oscuridad, después miedo al fracaso, a los desaprobados en el colegio, a no ser amados por el chico/a que nos gusta, a elegir una carrera, oficio, trabajo o profesión, miedo a ser padres, a casarnos, miedo a las tormentas, a las enfermedades, a perder a quienes amamos, a perder las cosas materiales, a perder la vida, en fin… durante toda nuestra existencia le tenemos miedo a algo, a alguien o a alguna cosa, parece propio del ser humano y animal, tal vez viene incorporado en el ADN de generación en generación de tantas guerras y disputas inútiles, de tanta pobreza y hambruna, de tanta miseria, de los malos hábitos y ejemplos sociales, adosados y engrandecidos por todo tipo de religiones que nos hablan del infierno, los pecados, de las reglas y leyes incumplidas que conllevan siempre a un severo castigo.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo. (Facundo Cabral
Desde tantos y tantos lugares, personas, idiosincrasias, y creencias nos hemos nutrido de miedos ancestrales, que seria casi imposible encontrar a algún ser viviente que no lo haya padecido.
Cuando somos chicos provienen generalmente del entorno inmediato, los padres, hermanos, tíos, abuelos, maestros, que nos transmiten los propios; Cuando crecemos y nos creemos adultos, los miedos son un reflejo de situaciones pasadas que nos hicieron sufrir, temblar, llorar, etc… y cualquier cosa que se asemeje a ello nos recuerda ese sabor amargo de antaño provocándonos parálisis, acobardamiento, fobias, somatizaciones, y situaciones abortivas de cualquier acción a futuro. Me recuerda a ese famoso dicho de “el que se quema con leche, ve la vaca y llora” y es así, la mayoría de los miedos ante amenaza de repetición futura malogra todo accionar generado solamente por nuestra mente pasada y memoriosa.

Cada concesión sumisa a nuestro miedo expande el dominio del mismo; no sólo desperdiciamos ese tiempo en que los males que tememos pudieran ser sufridos y superados en el acto; por el contrario, mientras que la dilación no alivia en ninguna forma nuestros problemas, sí los vuelve cada vez menos superables al instalar los terrores habituales. (Samuel Johnson)

Pero amigos, la vida esta hecha de segundos, minutos, horas , días, meses y años de experiencias que solo nos van a ayudar a crecer, a formarnos, a volvernos expertos en el arte de vivir, la vida se trata de momentos malos, buenos, felices, infelices, de miles de experiencias físicas, sentimentales, espirituales, y no debemos permitir que el miedo nos coarte las posibilidades futuras de cambiar nuestra realidad, como ya saben solo queremos ser felices y para ello debemos transitar millones de contextos que todos preferiríamos saltear, pero no se puede, todo esta en equilibrio todo sucede en el ying y el yang, si no somos infelices, nunca podremos sentir la felicidad, las cosas malas que nos suceden para poder saborear todo lo bueno cuando nos llegue entonces ¿donde esta la receta para combatir el miedo? ¿En la farmacia? jajaj no claro que no, ¿es un misterio? No, no. Ahhhh ya seeee…. ¡¡¡Ser valiente!! Podría ser… pero hay algo mas poderoso que eso mis amigos, por lo menos yo creo fehacientemente que el único que puede exterminar al miedo es el AMOR.-

Luchar para vivir la vida, para sufrirla y para gozarla... La vida es maravillosa si no se le tiene miedo. (Charles Chaplin)

Les cuento la historia David y Goliat

Según cuenta el relato bíblico, este hombre tenía una estatura de 3 metros, llevaba en la cabeza un casco de bronce, e iba revestido de una coraza de escamas que pesaba 55 kilos. Unas polainas de bronce le protegían las piernas y una jabalina reposaba en su hombro. La punta de hierro de su lanza pesaba 7 kilos, Muchas personas afirmaban que Goliat padecía de gigantismo.

Según nos cuenta el Primer libro de Samuel en el capítulo 17, este guerrero imponente estaba tan confiado de su fuerza descomunal que cuando estuvo frente al ejército de Israel, encabezados por el Rey Saúl, Goliat se detuvo ante los soldados enemigos y desafió a Israel para que presentara a un hombre que luchase con él en un combate. El perdedor haría de su nación esclava de la otra. Y así, durante cuarenta días, Goliat desafió al aterrorizado ejército de Israel cada mañana y cada atardecer. No obstante, ningún soldado israelita tuvo suficiente valor como para aceptar el reto.

El relato nos describe las circunstancias en que el pequeño David llega al campo de batalla: Los 3 hermanos de David habían marchado a la guerra junto a Saúl. Un día, Isaí, el padre de los muchachos, le pide al niño que se dirija al campamento de los soldados para llevarles alimentos y enterarse de su condición, por lo que a la mañana siguiente, David se pone en marcha.

Cuando Goliat salió de entre las filas para repetir su desafío David lo oyó. "Y dijo David a Saúl: No desmaye el corazón de ninguno a causa de él; tu siervo irá y peleará contra este filisteo." (1 Samuel 17:32) . Pero como David era un niño, Saúl estaba incrédulo. Entonces David le dijo: "A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y si el animal me ataca, lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano, porque está desafiando al ejército del Dios viviente. El Señor, que me libró de las garras del león y del oso, también me librará del poder de ese filisteo." (1 Samuel 17:34-37). Y entonces el rey Saúl le permitió luchar.

Vistieron al muchacho con el uniforme de campaña, un casco de bronce, una armadura y una espada. Luego, como no podía moverse, se quitó todo, tomó su honda y recogió 5 piedras. Cuando Goliat se dio cuenta del espectáculo se enfureció porque era sólo un niño y lo amenazó de muerte. Entonces dijo David al filisteo:

"Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina; mas, yo vengo a ti en el nombre de YAHVEH de los ejércitos... a quien tú has provocado. YAHVEH te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza... y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. Y sabrá toda esta congregación que YAHVEH no salva con espada y con lanza; porque de YAHVEH es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.". (samuel 17:45-47).
En cuanto terminó de hablar, Goliat avanzó para atacar a David, pero el niño rápidamente corrió para hacerle frente: sacó una de sus piedras y con la honda se la lanzó hiriéndolo de muerte en la frente. Con la piedra incrustada, Goliat cayó muerto al suelo, y entonces David corrió a él, le quitó la espada y le cortó la cabeza.


Esta historia de David y Goliat es la metáfora perfecta para representar a los miedos en los corazones de los seres humanos, los miedos son Goliat y nosotros, el pequeño David, la piedra y la honda es una herramienta como cualquier otra que debemos utilizar para combatir ese monstruo que nos aplasta el pecho frente a determinadas situaciones de la vida, solo eso quiero mostrar con esta historia, no literalmente sino metafóricamente, el miedo se transforma siempre en Goliat y nosotros siempre nos sentimos como el pequeño David. Y gracias al cielo, sabemos quien gana en esta historia.
Pero la diferencia entre pasaje bíblico y lo que yo opino de cómo combatir el miedo, tiene una enorme diferencia, el miedo no se acaba con un piedrazo en medio de la frente, este es aun mas poderoso que el gigante, para sacarlo de raíz, no debemos agarrarlo con uñas y dientes, el proceso es mas duro y mas largo, el miedo no es una simple gramilla que cortamos para limpiar el jardín, hay que enfrentarlo, reconocerlo, mirarlo bien a los ojos, y combatirlo paso a paso con la fuerza del amor que es increíblemente mas poderosa, hay que saber de sus raíces, su nacimiento, de donde proviene, debemos explorar su contenido con los 5 sentidos y encontrar las herramientas para por fin extirparlo definitivamente, porque sino volverá a nosotros una y otra vez con otros disfraces.

No conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es el pequeño mal que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mi y a través de mi. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allí por donde mi miedo haya pasado ya no quedará nada, sólo estaré yo. (Frank Herbert)
El amor es la mejor herramienta. Primordialmente el AMOR a nosotros mismos es el mas poderoso de todos. Con autoestima podemos vencer a cualquier gigante, hacernos cargo de los errores, perdonarnos y olvidarnos del pasado. Con Amor podemos concebirnos valientes, íntegros, renovados, con las fuerzas suficientes para construir el presente sin resentimientos ni rencores, olvidando las viejas vacas, los dolores, cerrando las heridas del corazón, porque las cicatrices, tienen el grandioso valor de la victoria, tengamos claro que siempre, pero siempre ganamos aunque creamos que hemos perdido, todas las experiencias suman, hasta las malas, no tengas dudas que después del aguacero, sale el sol y nos volvemos inteligentes y cautos, aprendemos a elegir con quienes compartir la vida, a los amigos-hermanos del corazón, sabemos quienes somos, a donde vamos, que es necesario para lograr la felicidad. El amor a nosotros mismos, sumado a las experiencias vividas nos dejan en claro una sola cosa “que es lo que ya no queremos volver a repetir” “que miedo no queremos volver a sentir” “ con que cosas y con que personas voy a contar de ahora en adelante” nada mas ni nada menos que eso.

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia. (William Shakespeare)

El Amor a los demás también hace la gran diferencia, erradica el miedo a relacionarnos, a la aceptación y las miradas ajenas en todos los niveles de la vida, hace que abramos de par en par nuestro corazón, que tengamos tantos amores como se nos presenten en la vida, que confiemos en los otros, que nos abramos, que busquemos un trabajo mejor, que comencemos una carrera aunque tengamos mas de cincuenta, que no le tengamos miedo a las enfermedades, a la muerte, a la pobreza, a la indiferencia, a la discriminación, a nuestros cuerpos que crecen y se avejentan, el amor hace que todo tenga sentido, el amor es el motor para seguir y seguir y seguir en la carretera sin mirar atrás, sin lamentarnos, sin espantarnos de lo que fue o lo que no será, el amor lo transforma todo, lo cura todo, lo calma todo. Entonces transforma el miedo en amor propio confía en que este te proveerá de lo que necesites, hará que logres tus sueños, que mejores tus malestares, el amor todo lo puede, no hay fuerza mas poderosa en el mundo para dar y recibir desde ese maravilloso hilo invisible que nos une a todos.-

El amor es el significado ultimado de todo lo que nos rodea. No es un simple sentimiento, es la verdad, es la alegría que está en el origen de toda creación. (Rabindranath Tagore)

¡Qué poder es el amor!. Es el más maravilloso, el más importante de todos los poderes vivientes. El amor confiere vida a los que no la tienen. El amor enciende una llama en el corazón helado. El amor concede esperanza a los desesperados y alegra las almas de los angustiados. Ciertamente, en el mundo de la existencia no existe un poder mayor que el poder del amor. (Abdul Baha)

CUENTOS

EL MIEDO (OSHO)

Un hombre que caminaba por la noche se resbaló de una roca. Creyendo que podía caerse miles de metros porque sabía que había un profundo valle, se agarró a una rama que colgaba encima de la roca. Lo único que podía ver por la noche es que estaba en un abismo sin fondo. Gritó; un eco respondió a su grito..., no había nadie que le escuchara.
Podrás imaginarte la noche de tortura que pasó este hombre. La muerte estaba al acecho en cada momento, sus manos se estaban enfriando, perdía la sujeción... y cuando empezó a salir el sol miró hacia abajo y se rió: no había ningún abismo. Diez centímetros más abajo había una roca. Podía haber descansado toda la noche, podía haber dormido bien -la roca era bastante grande-, pero esa noche había sido una pesadilla.
A través de mi experiencia te puedo asegurar que el miedo no tiene más de diez centímetros. Pero todo depende de ti: puedes agarrarte a una rama y convertir tu vida en una pesadilla, o soltar la rama y valerte por ti mismo.


MIEDO POR LAS COSAS MATERIALES
CUENTO DE JULIO CORTAZAR

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

MIEDO AL AMOR

Poema No Te Salves de Mario Benedetti

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo
pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

BESOS DESDE EL ALMA
HASTA LA PROXIMA ENTRADA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Insignia de Facebook

National Geographic Photos

VISITAS


contador de visitas